• escarabajo pelotero
  • escarabajo pelotero
  • escarabajo pelotero

Escarabajo Pelotero

Su nombre científico es Scarabaeus laticollis. Insecto coleóptero que se alimenta de excrementos. De tamaño medio, de color negro brillante con las patas fuertes y peludas, de antenas con nueve articulaciones terminadas en maza, élitros lisos, cuerpo deprimido, con cabeza rombal y dentada por delante, y patas anteriores desprovistas de tarsos.

Referencia: 25046 Categories: ,

Su nombre científico es Scarabaeus laticollis. Insecto coleóptero que se alimenta de excrementos. De tamaño medio, de color negro brillante con las patas fuertes y peludas, de antenas con nueve articulaciones terminadas en maza, élitros lisos, cuerpo deprimido, con cabeza rombal y dentada por delante, y patas anteriores desprovistas de tarsos. Se caracterizan por tener las antenas lameladas, formadas por once artejos, de los cuales los tres últimos forman una masa laminar o arrosetada. Sus patas son de tipo caminador, excavador. El color puede ser negro, azul, verde, pardo, amarillo o rojo, a veces iridiscente, metálico, brillante o contrastado con marcas oscuras. El escarabajo pelotero tiene una función muy importante para la agricultura y el medio ambiente como limpiador del suelo. Aunque la mayoría de las especies son coprófagos, también existen algunas que consumen carroña, hongos, fruta podrida y otro material en descomposición. Los machos de algunas especies tienen grandes cuernos cefálicos y otras protuberancias de ornato sobre el pronoto. Algunos miembros bien conocidos de la subfamilia son el género Scarabaeus, Sisyphus, y Phanaeus vindex.

Después del ocaso los escarabajos peloteros llegan volando en grandes enjambres zumbantes. Se trata casi de un asalto pues en el excremento de un elefante se pueden reunir en quince minutos más de 4.000 escarabajos, que de inmediato comienzan a excavar galerías y en media hora reducen aquel a una extendida alfombra cubierta por una sutil capa de material fibroso, formado por los restos vegetales no digeridos. El escarabajo pelotero junta el material para hacer una bola de estiércol, la modela, la hace rodar hasta el sitio en donde la instalará, apoyándose en las patas anteriores y empujando con las patas posteriores de una manera particular; entierra entonces la bola y en ella depone un único huevo. Son ejemplo de este comportamiento los géneros Scarabaeus, Canthon, Gymnopleurus, Sisyphus. Esta actividad subterránea hace airear mas el suelo, retarda la difusión de los parásitos y de los agentes patógenos y reduce al mismo tiempo el numero de las moscas. En la época de puesta, la hembra deposita un único huevo dentro de la boñiga. La larva queda totalmente cubierta, y en este entorno se desarrolla hasta hacerse adulta. La importancia de la comunidad de escarabajos coprófagos radica en que, mediante la dispersión de semillas y el reciclaje de nutrientes, mantienen la integridad del ecosistema; en sistemas agrícolas incrementan la productividad primaria y suprimen los parásitos del ganado.

El excremento es utilizado por los escarábidos de dos maneras diferentes: los escarabajos coprófagos se alimentan del líquido rico en microorganismos que se encuentra en el excremento de mamíferos y usan el material más fibroso para criar a sus larvas.

Son coprófagos, es decir que se alimentan de excrementos, con los cuales hace una bola (de hasta 200 veces su peso) la que transporta con la ayuda de sus patas traseras hasta enterrarla y depositar en ella uno o dos huevos. El escarabajo pelotero tuvo en el antiguo Egipto un papel muy destacado como animal simbólico de protección, ya que representaba la inmortalidad del alma a través de los ciclos de reencarnaciones. La acción de los coleópteros coprófagos, que desgajan, reparten y entierran las heces, aceleran extraordinariamente este proceso, a la vez que fertiliza el suelo. Sin su actuación, la acumulación de los excrementos sería insoportable para los ecosistemas. Se ha calculado que los coprófagos entierran 1,5 toneladas de excrementos por hectárea y al año.

  • Serie Classic: 220x150x80 mm
  • Número de láminas: 1 en Serie Classic
  • Nivel de dificultad: 2